NORMAS DE

CONVIVENCIA

En el Reglamento de Régimen Interno incluido en el Proyecto Educativo del Centro, se delimitan las normas de funcionamiento, derechos y deberes de cada miembro de la comunidad educativa y también las posibles sanciones.

Exponemos aquí a modo de resumen las normas de convivencia y determinados aspectos que alumnos/as y padres deben conocer.

  • Las normas de convivencia del Centro, recogidas en el Reglamento de Régimen Interno, están basadas en el Decreto número 115/2005 de 21 de Octubre, por el que se establecen las normas de convivencia en los centros docentes sostenidos con fondos públicos que imparten enseñazas escolares.
  • El mencionado Decreto proporciona un marco equilibrado de convivencia que garantiza el ejercicio de los derechos de los/as alumnos/as y promueve el cumplimiento de sus deberes.
  • Todos los/as alumnos/as tienen los mismos derechos y obligaciones, sin más distinciones que las derivadas de su edad y de la enseñanza que estén cursando.
  • Ningún alumno/a podrá ser corregido por conducta contraria a las normas de convivencia del Centro no tipificadas en el Reglamento de Régimen Interno o en el Decreto mencionado en el artículo anterior.
  • El incumplimiento de las Normas de Convivencia deberá ser valorado considerando la situación y las condiciones personales del alumno/a.
  • El Director favorecerá la convivencia en el Centro y adoptará las medidas preventivas necesarias para garantizar tanto los derechos de los/as alumnos/as como el cumplimiento de sus deberes y para impedir la comisión de hechos contrarios a las normas de convivencia en el centro.
  • Los/as profesores/as de cada grupo, coordinados por el/la tutor/a, constituyen el Equipo Educativo responsable, en primera instancia, de la prevención de conflictos y del respeto a las normas de convivencia en el aula y en el resto de dependencias del Centro.
  • La resolución de conflictos y la imposición de medidas correctoras corresponde al Director, o por delegación de este, a los/as profesores/as.
  • Los/as alumnos/as seguirán las orientaciones del profesorado respecto de su aprendizaje con el debido respeto y consideración.
  • Se podrán corregir los actos contrarios a las normas de convivencia del Centro producidos en el recinto escolar o fuera de él, cuando las actuaciones realizadas por los/as alumnos/as estén motivadas o directamente relacionadas con la vida escolar o afecten a sus compañeros o a otros miembros de la Comunidad Educativa.
  • Las faltas de disciplina se recogen en los partes de amonestación.

Funcionamiento en el interior del edificio

  • En los cambios de clase los/as alumnos/as permanecerán dentro de sus aulas. Cuando tengan que cambiar de aula, se desplazarán por los pasillos en silencio, sin voces o acciones que perturben el normal desarrollo de la vida del Centro.
  • Se prohíbe expresamente permanecer en las aulas o dependencias del Centro durante los recreos, si no es con la presencia de un profesor.
  • En el Centro sólo se podrá comer en los patios.
  • Los/as alumnos/as que, individual o colectivamente, causen daño de forma intencionada o por negligencia, quedarán obligados/as a reparar el daño en horas no lectivas, y a hacerse cargo del coste económico de su reparación. Cuando no se conozca el/la autor/a, el grupo con su Tutor/a adoptará las medidas necesarias para reparar el daño producido.
  • Se prohíbe la utilización de teléfonos móviles en el Centro o sus dependencias, salvo contadas excepciones y siempre con la autorización del profesor/a.
  • Los/as alumnos/as están obligados a llevar siempre consigo el carné del Instituto y a mostrarlo para su salida del Centro y en el caso de que algún profesor/a o conserje se lo pidiera.
  • Los/as alumnos/as deberán devolver el boletín de notas debidamente firmado en un período máximo de una semana desde su entrega por parte del/la tutor/a.

SALIDAS DEL CENTRO

  • Los/as alumnos/as no pueden salir del Centro durante el horario lectivo y recreos especialmente, salvo casos excepcionales y justificados. Estos casos deberán ser comunicados a Jefatura de Estudios.

CONDUCTAS PERJUDICIALES PARA LA CONVIVENCIA

Las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el Centro se corregirán mediante la instrucción de un expediente disciplinario. Son conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el Centro:

    • Los/as actos graves de indisciplina, injuria u ofensa contra los miembros de la comunidad educativa.
    • La reiteración de conductas contrarias a las Normas de Convivencia.
    • La agresión grave, física o moral, la discriminación grave a cualquier miembro de la comunidad educativa, así como la falta de respeto a la integridad y dignidad personal.
    • La suplantación de personalidad en actos de la vida docente y la alteración o sustracción de documentos académicos.
    • Los daños graves causados por el uso indebido o intencionado de los locales, material o documentos del Centro o en los bienes de otros miembros de la comunidad educativa.

 

    • Las actuaciones perjudiciales para la salud y la integridad personal de los miembros de la comunidad educativa, consumo de drogas, peleas, o la incitación a las mismas.
    • La introducción en el Centro de objetos y sustancias peligrosas o perjudiciales para la salud y la integridad personal de los miembros de la comunidad educativa.
    • El incumplimiento de las sanciones impuestas.
    • Ningún/a alumno/a puede ser objeto de repetidos ataques o persecución física y/o psicológica (BULLYING); en caso de la más mínima sospecha de que se produce tal situación, se comunicará inmediatamente a la Dirección del Centro.
    • Se prohíbe expresamente grabar y difundir actos vejatorios, violentos o violar la intimidad de las personas.